El ábaco.
  • A  principios del segundo siglo DC, los chinos perfeccionaron un sencillo sistema egipcio usado para calcular, al cual le agregaron un soporte tipo bandeja, poniéndole por nombre Suan-pan.
  • El Ábaco permite realizar todas las operaciones aritméticas: sumar, restar, multiplicar y dividir, es decir fue la primera calculadora manual de la historia. 
  • Este dispositivo, en la forma moderna en que la conocemos, realmente apareció en el siglo 13 DC y fue sujeto de varios cambios y evoluciones en su técnica de calcular. 
  • Actualmente está compuesto por 10 columnas con 2 bolillas en la parte superior y 5 en la parte inferior.
Este contenido se encuentra protegido por derechos de autor.