2.1.2. Funciones del sistema circulatorio.
  • El aparato circulatorio es sobre todo un sistema de transporte que facilita el desplazamiento por el organismo de diferentes sustancias, principalmente el oxígeno y los nutrientes. No obstante la lista de funciones es muy amplia e incluye las siguientes:
    • Transportar oxígeno desde los pulmones a los tejidos y dióxido de carbono desde los tejidos a los pulmones para su eliminación a través del aire espirado.
    • Distribuir los nutrientes a todos los tejidos y células del organismo. 
    • Transportar productos de desecho que son producidos por las células hasta el riñón para que sean eliminados a través de la orina.
    • Transportar sustancias hasta el hígado para que sean metabolizadas por este órgano. 
    • Distribuir las hormonas que se producen en las glándulas de secreción interna. Gracias al sistema circulatorio las sustancias hormonales pueden actuar en lugares muy alejados al sitio en el que han sido producidas.
    • Proteger al organismo frente a las agresiones externas de bacterias y virus haciendo circular por la sangre leucocitos y anticuerpos.
Este contenido se encuentra protegido por derechos de autor.