2.3. El Tema del hombre en Aristóteles.

Al referimos del alma humana, y del alma en el resto de los seres vivos, hablamos de las múltiples acciones, operaciones y funciones que realizan estos seres: tales como los con sentir, nutrirse y pensar. Ninguna de estas actividades puede realizarse sin el cuerpo, porque precisamente no son más que su propia operatividad y funcionalidad.

“El alma no sobreviene a la muerte, no es eterna ni inmortal ni se reencarna en ningún otro ser. El alma no puede existir sin el cuerpo, aunque ella misma no sea un cuerpo. No puede existir separadamente un alma de un cuerpo, puesto que ésta no es más que su forma, su funcionalidad”

Este contenido se encuentra protegido por derechos de autor.