2.6. Usos de la política fiscal.

El Gobierno acude a la Política fiscal para:

Haga clic en los números para desplegar la información.

Manejar los ingresos y los gastos del sector.

Promover ciertas actividades de la economía, tales como la producción de alimentos en el campo, el suministro de agua potable o el cooperativismo. Por ejemplo, cuando el Gobierno incrementa el gasto en la construcción de carreteras, acueductos, hidroeléctricas, hospitales o escuelas, de inmediato impulsa las ventas de cemento o hierro y consecuentemente genera empleo. Al impulsar la actividad económica y la oferta de puestos de trabajo se recupera el crecimiento de la economía.

Reducir ciertas desigualdades en la distribución de los recursos de la economía. Para lograrlo, acude con frecuencia a medidas como el mejoramiento de las condiciones de vida de la población de bajos ingresos, mediante el otorgamiento de vivienda, educación, salud o abaratando las tarifas de agua, energía para los más pobres. Al construir riegos, vías, escuelas, colegios, acueductos, parques de recreación, puentes y demás obras, también facilita la actividad económica y el bien de la sociedad en general.

Implantar un sistema de impuestos de tal manera que aquellas personas que tienen un alto ingreso suministren una parte de sus ganancias al fisco para ser trasladadas, vía subsidios o servicios, a los habitantes con problemas de pobreza.

Eliminar impuestos para aquellas actividades que son claves en la economía, como la producción agropecuaria, y también para mejorar los niveles de educación y salud de la población.

Este contenido se encuentra protegido por derechos de autor.