2.2. La Propaganda.
  • A diferencia de la publicidad, la propaganda no se hace con el propósito de vender ningún producto o servicio; sino que lo que busca es influir en las actitudes de las personas. 
  • Cambiar la manera de pensar, las opiniones y hasta las creencias de las mismas. 
  • Para la propaganda también se recurre a la tecnología y diversos elementos multimedia; además, en este caso también se hace uso de la hipérbole para transmitir determinadas ideas al público. Pero en este caso, no se trata de vender nada.
  •  La propaganda influye hasta en los sistemas educativos y tiene la característica de que su efecto suele ser más duradero y radical que el de la publicidad.
Este contenido se encuentra protegido por derechos de autor.