2.4. Heráclito de Éfeso.
  • Para Heráclito de Éfeso, el ser era como el fuego, no en el sentido literal, (como lo era el agua para Tales De Mileto) si no que por su constante movimiento se asemejaba al ser. 
  • El ser se manifiesta como un devenir eterno, algo natural en cotidianidad. 
  • El ser es la ley y verdad de todas las cosas de este pues se derivan las demás leyes. 
  • Heráclito más allá de creer que los sentidos pueden lograr hacer entender al ser, es el alma la que se encarga de hacer entender y hacer escuchar al ser. 
  • Para Heráclito, en términos coloquiales, los opuestos se repelen creando así una armonía. 
  • Él dice que esta realidad es solo un paréntesis entre lo que en verdad es. 
  • Según Heráclito las cosas y el ser están en un constante devenir, por ende, nunca vemos lo mismo dos veces y una persona no es la misma al siguiente día. 
  • ”El rio es eterno, pero el agua es lo que cambia” Heráclito. Con esto podemos dar a entender que el pensamiento de Heráclito era: el ser es eterno y lo que cambia es su esencia.
Este contenido se encuentra protegido por derechos de autor.