2.2. El conocimiento para los Griegos.

Haga clic en cada botón para desplegar la información.

¿Cómo alcanzar el conocimiento?

El pensamiento griego se planteó, como problema fundamental del conocimiento, la pregunta por el principio que explicara los fenómenos naturales. Las diversas respuestas a esta pregunta dieron lugar a múltiples explicaciones. Veamos algunas de las corrientes más importantes:

Haga clic en cada uno para desplegar la información.

Consideraron que la única forma de lograr el conocimiento de la naturaleza era utilizar nuestros sentidos. Por ello el arjé, necesariamente debía ser un mismo elemento de la naturaleza. Sobresalen en este contexto Tales de Mileto con lo húmedo, Anaxímenes, quien postulo al aire como arjé y Empédocles quien postula los 4 elementos.

Consideraron que la única forma de adquirir un conocimiento cierto de la naturaleza era el uso de la reflexión racional, pues los sentidos percibían solo lo variable y contingente que es precisamente aquello que no puede considerarse como conocido pues esta en constante cambio, y de este modo no se puede aprehender lo fundamental. Tal fue la posición de Parménides quien estableció dos vías para el conocimiento: la vía de la verdad a través de la razón y la vía de la opinión a través de los sentidos.

Su fundador, Pirrón de Elis, negaba la validez absoluta para el conocimiento para él, las cosas no se pueden conocer realmente; apenas las reconocemos tal como se nos aparecen y dependen siempre del punto de vista donde las miremos. Para los escépticos es imposible obtener conocimientos fiables, pues piensan que nunca hay una justificación suficiente para aceptar algo como verdadero. Esta posición fue muy influyente en la época helénica y modernidad, en particular en David Hume.

Es una corriente de transición frente a otras posturas contrapuestas. Su máximo representante fue Marco Tulio Cicerón, quien consideraba que el hombre debía buscar a través de su sentido común entre todas las doctrinas o filosofía lo que de verdad necesitaban.

Consideraron que el conocimiento era algo relativo que dependía de las necesidades y habilidades que tuviera el hombre, y de los intereses que mediaran en el contenido y el uso que se le diera al conocimiento. Su principal exponente es Protágoras de Abdera, para quien la realidad del conocimiento dependía del sujeto que lo necesitara.

Este contenido se encuentra protegido por derechos de autor.