2.2.1. El verdadero conocimiento.
  • Para Platón el conocimiento era intuitivo, es decir, que ya se encontraba en el hombre y al percibir los sentidos los objetos, el hombre recordaba las ideas.
  • El camino de los sentidos era aparente y no confiable, por lo tanto, el único camino posible era el de la reflexión racional. Solo a través de esta se puede ver lo que verdaderamente es de las cosas.
  • El conocimiento verdadero tiene que ser estable, susceptible de una definición clara y precisa, válida para todo tiempo y lugar.
  • Para Platón había diferentes grados de realidad, a los que correspondían diferentes grados de conocimiento.
Este contenido se encuentra protegido por derechos de autor.