2.5.1. La doble hélice del ADN
  • El código del ADN, como un disquete de código binario, es bastante simple en su estructura básica de pares.
  • Sin embargo, es la secuenciación y el funcionamiento de ese código lo que es enormemente complejo.
  • A través de tecnologías recientes como la cristalografía de rayos X, sabemos ahora que la célula no es una «gota de protoplasma,» sino una maravilla microscópica que es más compleja que el trasbordador espacial.
  • La célula es muy complicada, utiliza un número incalculable de instrucciones de ADN, increíblemente precisas, para controlar cada una de sus funciones.
Este contenido se encuentra protegido por derechos de autor.