Según su solubilidad en el medio acuoso
  • Existen dos tipos de hormonas según su solubilidad en el medio acuoso:

Haga clic en los botones para desplegar la información.

Estas hormonas son solubles en el medio acuoso. Puesto que tejido diana tiene una membrana con características lipídicas, las hormonas hidrofílicas no pueden atravesar la membrana. Así pues, este tipo de hormonas se unen a receptores que se encuentran en el exterior del tejido diana. Por ejemplo: insulina, adrenalina o glucagón.

Estas hormonas no son solubles en agua, pero sí son solubles en lípidos. A diferencia de las anteriores, éstas sí que pueden atravesar la membrana. Por tanto, los receptores de este tipo de hormonas pueden unirse a receptores intracelulares para llevar a cabo su acción. Ejemplos: hormona tiroidea o hormonas esteroideas.

Este contenido se encuentra protegido por derechos de autor.