Las glándulas reproductoras
  • También llamadas gónadas, son las principales fuentes de las hormonas sexuales.
  • La mayoría de la gente no piensa en ello, pero tanto los hombres como las mujeres tienen gónadas. En los chicos, las gónadas masculinas, o testículos, se encuentran dentro del escroto.
  • Segregan unas hormonas llamadas andrógenos, la más importante de las cuales es la testosterona.
  • Estas hormonas indican al cuerpo de un niño cuándo llega momento de hacer los cambios corporales asociados a la pubertad, como el agrandamiento del pene, el estirón, el agravamiento de la voz y el crecimiento del vello facial y púbico.
  • Además, la testosterona, que trabaja junto con hormonas fabricadas por la hipófisis, también indica al cuerpo de un chico cuándo llega momento de fabricar semen en los testículos.
Este contenido se encuentra protegido por derechos de autor.