El Latín y su evolución en la península.
  • A partir del siglo III a. C., se produce la romanización de la Península, proceso que se alargará hasta finales del siglo I a. C.
  • Este proceso afectará a muchos ámbitos de la vida peninsular, incluido el lingüístico. Las lenguas prerromanas van desapareciendo paulatinamente, a excepción del vasco, y son sustituidas por el latín, que es la lengua oficial del Imperio romano.
  • Algunos factores que van a influir decisivamente en el ulterior desarrollo del latín, que dará lugar a la aparición del castellano:
    • En primer lugar, su situación geográfica: la distancia con el centro neurálgico del imperio, Roma, y el aislamiento geográfico (a través de los Pirineos) y el Mar Mediterráneo, hacen que las innovaciones lingüísticas lleguen despacio y con retraso.
    • El origen de los conquistadores: la mayor parte de los romanos que colonizaron la península procedían del sur de Italia, zona en la que se hablaba una variedad del latín denominada latín vulgar que difiere de la reflejada en los textos clásicos.
Este contenido se encuentra protegido por derechos de autor.