2.5. Formación de las ondas.
  • ¿Ha tirado alguna vez una piedra en un estanque?
  • Se habrá fijado en que se producen una serie de ondas que se propagan concéntricamente desde el punto donde cae la piedra, alejándose de él. La piedra ha producido una perturbación en las moléculas sobre las que ha caído haciéndolas vibrar, transmitiendo éstas la vibración a sus moléculas vecinas y así sucesivamente.
  • Si en el estanque hay algún objeto flotando, se observará que al ser alcanzado por las ondas no se desplaza con ellas, sino que se eleva y baja en la misma posición. Esto significa que no existe transporte de materia, sino que lo que se transmite es la perturbación producida por la piedra. Podemos, por tanto, decir que una onda es una vibración que se propaga.
  • En éste caso la perturbación es vertical y la propagación de la onda producida es horizontal, es decir ambas son perpendiculares.
Este contenido se encuentra protegido por derechos de autor.